Trastorno límite de la personalidad

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

 

Qué es el Trastorno límite de la personalidad

 

El trastorno límite de la personalidad (TLP) también es denominado trastorno borderline.

De manera general, es un trastorno heterogéneo y complejo en el que predomina la inestabilidad emocional y la falta de control de los impulsos.

Los rasgos más característicos del trastorno límite de personalidad son la inestabilidad y la impulsividad en varias áreas vitales. Áreas tales como las relaciones, la autoimagen y la afectividad. Del mismo modo, tienen dificultad para regular las emociones siendo estás agitadas y tremendamente intensas. Además, el miedo al abandono real o imaginario está muy presente.

En definitiva, son personas muy reactivas al mundo externo, altamente vulnerables y con muchas dificultades para la estabilidad y “encajar” en el mundo. Les cuesta relacionarse con los otros y por ende consigo mismos porque su autoconcepto es variable y muy frágil.

Es importante remarcar que la adolescencia dota de características distintas al trastorno. Tienen TLP, pero siguen siendo adolescentes. Y los adolescentes tienen su propia forma de expresión del dolor, su propia versión de la euforia, y desde luego su especial forma de mostrar la frustración.

La dificultad del diagnóstico del trastorno límite de la personalidad

Habitualmente, sus primeros síntomas se pueden ver en la niñez. Pero es necesario que entremos en la adolescencia para poder hacer un diagnóstico claro del trastorno límite de la personalidad. Podríamos hablar de diagnóstico precoz en la adolescencia. Aunque es muy habitual que se venga diagnosticando tarde, por tener muchos síntomas que puedan confundirse en el ámbito familiar con rebeldía adolescente.

Por otro lado, el trastorno límite de la personalidad es un trastorno dual que coexiste, entre otros, con el trastorno de consumo abusivo de sustancias, además de drogadicción. Lo que complica el diagnóstico. Es indicado que este tipo de diagnósticos sean realizados por un psiquiatra.

Síntomas del trastorno límite de la personalidad a tomar en cuenta por los padres.

La experiencia de otros padres que ya han recorrido el camino, es de vital importancia a la hora de discernir el riesgo de la existencia del trastorno límite de la personalidad en casa.

  1. A)  En la infancia: ¿Qué reconoces en tu hijo/a hasta los 12 años?

Es común en esta respuesta que los niños se hayan frustrado desde jóvenes de una manera exacerbada y lo hayan manifestado con mucha ira.

Muchos padres coinciden en que han sido muy perfeccionistas y han sobresalido al menos en dos o más capacidades. Suelen ser niños/as inteligentes.

Pueden haber sido muy comunicativos y haber tenido muchos amigos o justo lo contrario. Pero existe una tendencia general a los extremos en la socialización. Todos coinciden en que han sido niños “muy impacientes”.

Su perfeccionismo, les lleva en general a haber desarrollado a muy temprana edad una preocupación excesiva por su imagen.

  1. B) En la adolescencia:

    En el trastorno límite de personalidad hay conflictos con la figura de la madre o el padre. Y empiezan a aparecer trastornos de comportamiento y en la ruta escolar que no corresponden a su capacidad intelectual. Y en la mayoría de los casos tampoco a su evolución académica.

– Suelen ser precoces en el abuso de sustancias.
– Inician la vida sexual pronto y con querencia a la promiscuidad.
– Dificultad para centrarse en los estudios o mantener un empleo.
– Cambios constantes de objetivos y aspiraciones.
– Problemas en las relaciones interpersonales.
– Incapacidad de moverse por la vida sin causar /(se) daño.
– Temor al rechazo.
– Escaso control de impulsos, que les mueve a llevar una vida llena de conductas impulsivas.
– Abuso de sustancias.
– Cambios de humor.

A continuación, os contamos varios de los criterios diagnósticos/síntomas que caracterizan el trastorno límite de la personalidad:

La inestabilidad en las relaciones interpersonales del trastorno límite de la personalidad

Las personas con trastorno límite de la personalidad tienen patrones de relaciones intensas o inestables. Frecuentemente van de un polo a su opuesto; Idealización o devaluación, blanco o negro; te quiero, te odio; conmigo o contra mí, etc. Es como si no existiesen zonas intermedias.

De este modo, reaccionan de manera inestable y dicotómica.  Por ejemplo, ante alguien a quien quieren, su sentimiento estará definido por la última interacción que haya tenido lugar. Si lo último que hicieron con su madre fue discutir, su madre será alguien totalmente despreciable.

Esta dificultad para integrar los opuestos de una persona o situación, suele aparecer ante situaciones de activación emocional.

Identidad inestable del trastorno límite de la personalidad

Su autoimagen se ve distorsionada y es profundamente inestable. Para estas personas es tremendamente complicado definir quién soy, qué quiero y hacia dónde voy.

La tendencia a medir su valía en función de los demás y a la disociación, o su sensación de incoherencia, son factores que actúan en detrimento de una autopercepción de sí mismas saludable y positiva.

Por ello, suelen describir sensación “de vacío” y dificultades para organizarse y concretar proyectos o definirse.

Comportamientos, intentos y amenazas de suicidio o comportamientos de automutilación en el trastorno de la personalidad límite

Los intentos de suicidio suelen darse como falta de recursos y habilidades para dar salida al sufrimiento, dificultades para tolerar el malestar, controlar emociones y/o ser síntomas disociativos.

Inestabilidad en la afectividad y reactividad del trastorno límite de la personalidad

Las personas on trastorno límite de la personalidad son especialmente sensibles a los estímulos emocionales teniendo reacciones muy intensas. Son habituales los cambios bruscos de humor y la oscilación entre la tristeza y la ira, la ansiedad o la desesperación (estado de ánimo disfórico).

Sentimientos crónicos de vacío en el trastorno límite de la personalidad

Es frecuente que los pacientes con trastorno límite de la personalidad describan una sensación de vacío intenso que les dificulta el dar sentido a sus vidas. Se aburren con facilidad y a menudo, recurren a conductas negativas para sí mismos para intentar apaciguar dicho vacío.

La ira inapropiada en el trastorno límite de la personalidad

Del mismo modo, las personas con trastorno límite de la personalidad, suelen presentar episodios de ira inapropiada e intensa y dificultades para controlarla. Peleas físicas, enfados y mal genio pueden aparecer impredeciblemente.

Suele ser la consecuencia del miedo al abandono, buscando el interés y la aceptación de la persona contra quien dirige su ira, así como dificultades para relacionarse con los demás de manera satisfactoria.

Plan terapéutico multidisciplinar de Educatrivium para el Trastorno límite de la Personalidad

En Educatrivium dirigimos nuestros esfuerzos para ayudar a estas personas y sus familias. A través de diversos abordajes de la psicología clínica, el tratamiento psiquiátrico y un plan de asistencia integral adaptado a cada paciente y su evolución.

De manera general, con nuestras intervenciones pretendemos facilitar los procesos de recuperación, la adaptación ante el estrés, la ansiedad y el manejo de las situaciones de crisis. Mejorar la vida social y familiar, modificar su estilo de percepción y sus mecanismos de defensa. Fortalecer la autoestima y el sentido de identidad y en general, mejorar el control de la impulsividad.

Trabajamos con los sentimientos en el trastorno límite de la personalidad

Para una persona con TLP resulta imprescindible tanto conocerse a sí misma como gestionar sus emociones, por ello es importante que aprendan una serie de habilidades para manejar la impulsividad que les caracteriza:

-Autocontrol
-Autoconocimiento
-Paciencia
-Manejo de conflictos
-Constancia
-Toma de decisiones
-Tranquilidad
-Gestión emocional
-Estabilidad

Por supuesto, cada paciente es diferente con gran diversidad sintomatológica y gravedad variable. Abordamos cada caso de manera personalizada, con psicoterapia individual, de grupo, tratamiento farmacológico y apoyo familiar.

A los padres con hijos con trastorno de personalidad límite un mensaje fundamental: Los procesos se superan, pero vuestros hijos crecen más despacio, con más dolor y con diferentes “reglas” de las que habéis usado con otros hijos (si tenéis más).

No hay una regla específica, ni un tratamiento específico que guarde la clave del éxito en la recuperación del TLP.

Hay un acompañamiento a la familia y al adolescente y una terapia globalizada que nos permite acompañaros a vosotros y a vuestros hijos en el duro camino hasta la vida adulta normalizada.

No hay dos personas iguales, tampoco hay dos tratamientos iguales. Los padres sois la piedra angular del cambio, vuestra actitud frente a sus comportamientos, vuestra forma de frenar su ímpetu y vuestra confianza en su proceso de desarrollo serán las claves de su recuperación.

Los profesionales os acompañaremos en este proceso. Llámanos sin compromiso y comencemos a trabajar.

Contacta con nosotros sin compromiso

Te informamos de todos nuestros programas y terapias. Estamos encantados de ayudarte

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar